¿En qué consiste el enfoque sobre competencias?



 Algunos expertos en el plano psicológico del aspecto organizacional han teorizado sobre la cuestión de competencias; consideran que además de las habilidades y conocimientos del trabajador, para el ámbito de competencias se debe tomar en cuenta también la compleja configuración psicológica del individuo.

El tipo de personalidad, los modelos de conducta y el aspecto que configura su motivación entran a la par de los otros ámbitos que conforman el perfil de las competencias. Así mismo, se considera que la competencia es la intersección entre el “saber”, el “saber hacer” y el “saber ser”. ¿Cómo se representa esto en los modelos de competencias de cada sector? Según su paradigma:

Enfoque Conductista 
La competencia percibida como aquello que el individuo “sabe hacer”. Este enfoque hace hincapié en la conducta de los individuos al momento de llevar a cabo sus tareas y se centra en delimitar resultados objetivos y específicos. Como limitante, este enfoque es cerrado y solo toma en cuenta las habilidades de la persona, no su complejidad, por lo tanto es una postura incompleta.

Enfoque Funcionalista 
Este enfoque dictamina las competencias según las funciones que realice el individuo como parte de su trabajo. En este sentido, se toma en cuenta la relación del trabajador con su entorno; se parte de las interacciones, habilidades y conocimientos, y con base en ello se crea una percepción de “competencia” utilizando la comparación entre pares como medida. El límite de este enfoque es que se centra en las funciones laborales, no las competencias humanas del colaborador.

Enfoque Constructivista
Bajo este enfoque, el trabajador construye la competencia en comunión con el resto del equipo; es una construcción de lo aprendido en la etapa de capacitación y la participación diaria en sus actividades. Este enfoque destaca por su cualidad de requerir una participación constante, pues como tal, se construye la competencia mediante la acción del individuo –y su entorno–. Por esta razón, este enfoque es el predilecto en situaciones de índole educativa.

Sistema de Gestión Basada en Competencias
Enfoque práctico que se divide en 7 sub-sistemas para gestionar las competencias.
 Gestión basada en competencias: base y eje central para la creación de un programa formulativo de gestión por competencias.

 Identificación de competencias: estatutos de cada organización para establecer y evaluar sus competencias básicas.

 Normalización de las competencias: una vez identificadas las competencias existentes entre los diversos miembros de una institución, estas se normalizan y forman parte del nuevo estándar.

 Formación basada en competencia: a partir de las competencias normalizadas, se educará y formará a la nueva generación de miembros para que cuenten con las competencias esperadas.

 Evaluación de competencias: reconocimiento oficial de las competencias y agente regulador de su correcta enseñanza.

 Certificación de las competencias: producto del conocimiento científico sobre las competencias esperadas. La persona certificada con las competencias necesarias para una tarea está ahora capacitada para llevarla a cabo.

 Investigación de competencias: la ciencia ahora se encargará de investigar y proponer medidas que beneficien y mejoren los estándares de las competencias a nivel global.


Nuevo modelo educativo centrado en desempeños



Modelo centrado en el desempeño
El mundo occidental ha exigido un nuevo giro a la educación, este enfoque se ha llamado competencias educativas, intenta que el mejoramiento de la calidad de la educación atienda a la construcción de competencias, que incida en que los “sujetos” puedan competir exitosamente en el campo laboral y, como resultado indirecto, los productos y servicios compitan con buenos resultados en los mercados internacionales.

Las competencias educativas señalan que hay que desarrollar nuevos métodos que combinen las exigencias de las tecnologías con las habilidades o destrezas del trabajador.
Se origina en las necesidades laborales y por tanto, demanda que la escuela se vincule al mundo del trabajo. Por ello, plantea la necesidad de proporcionar al estudiante elementos para que pueda enfrentar las variables que se le presenten en el contexto laboral.

A diferencia del modelo centrado en el alumno que enfatiza el proceso de aprendizaje individual, el modelo centrado en el desempeño se dirige a los resultados. No obstante, el enfoque de competencias educativas ha tomado del modelo centrado en el alumno tres principios importantes: el desarrollo del pensamiento crítico, la resolución de problemas y el aprendizaje significativo.

Qué es una competencia
El concepto de competencia es multidimensional e incluye distintos niveles como saber (datos, conceptos, conocimientos), saber hacer (habilidades, destrezas, métodos de actuación), saber ser (actitudes y valores que guían el comportamiento) y saber estar (capacidades relacionada con la comunicación interpersonal y el trabajo cooperativo). En otras palabras, la competencia es la capacidad de un buen desempeño en contextos complejos y auténticos. Se basa en la integración y activación de conocimientos, habilidades, destrezas, actitudes y valores.

Chomsky en Aspects of Theory of Syntax (1985) por ejemplo, a partir de las teorías del lenguaje, estableció el concepto y define competencias como la capacidad y disposición para el desempeño y para la interpretación.
Una competencia en educación es: un conjunto de comportamientos sociales, afectivos y habilidades cognoscitivas, psicológicas, sensoriales y motoras que permiten llevar a cabo adecuadamente un papel, un desempeño, una actividad o una tarea.


Competencias básicas
Actualmente se continúa debatiendo cuáles son las competencias genéricas, no obstante los diversos autores coinciden en las siguientes:
1. Capacidad de aprender a aprender.
2. Capacidad de aplicar los conocimientos en la práctica.
3. Capacidad de análisis y síntesis.
4. Capacidad para adaptarse a las nuevas situaciones.
5. Habilidades interpersonales.
6. Capacidad para generar nuevas ideas (creatividad).
7. Comunicación oral y escrita en la propia lengua.
8. Resolución de problemas y toma de decisiones.
9. Capacidad crítica y autocrítica.
10. Habilidades básicas de manejo de la computadora.
11. Trabajo colaborativo.
12. Conocimientos generales básicos sobre el área de estudio, disciplina o profesión.
13. Compromiso ético (valores).
14. Conocimiento de una segunda lengua.
15. Apreciación de la diversidad y multiculturalidad.
16. Habilidades de investigación.

Principales características
En la educación basada en competencias quien aprende lo hace al identificarse con lo que produce , al reconocer el proceso que realiza para construir y las metodologías que dirigen este proceso.
La evaluación determina qué algo específico va a desempeñar o construir el estudiante y se basa en la comprobación de que el alumno es capaz de construirlo o desempeñarlo.

La educación basada en competencias concierne a una experiencia práctica, que se vincula a los conocimientos para lograr una intención. La teoría y la experiencia práctica convergen con las habilidades y los valores, utilizando la teoría para aplicar el conocimiento a la construcción o desempeño de algo.

Así, es necesario facilitar el desarrollo de las habilidades , la madurez de los hábitos mentales y de conducta que se relacionen con los valores universales. Asegurándose de que el fin y centro del aprendizaje sea el alumno, reforzando el desarrollo del pensamiento crítico del estudiante, con objeto de que éste cuente con herramientas que le permitan discernir, deliberar y elegir libremente, de tal forma que en un futuro próximo pueda comprometerse en la construcción de sus propias competencias.

Es importante proporcionar al estudiante:
•  Diferentes variables y dejar de centrarlo exclusivamente en los contenidos de las materias.
•  Utilizar recursos que simulen la vida real.
•  Conducirlo al análisis y resolución de problemas, que los aborde de manera integral en un trabajo cooperativo o por equipos, apoyado por el trabajo personal del profesor con cada alumno.

También es importante tener presente que mucho de lo que los estudiantes ahora aprenden mañana será obsoleto y que las habilidades genéricas, por otro lado, no envejecen, se desarrollan y aumentan, especialmente si se aprenden en un clima de libertad.

Es la construcción de aprendizajes significativos y útiles es indispensable el desarrollo de estas habilidades, que, en gran medida pueden desenvolverse mediante el aprendizaje por experiencia en situaciones concretas de trabajo y son, por ejemplo:
Destrezas ocupacionales
Se relacionan con el desarrollo de la persona; con la capacidad para expresarse y con la capacidad de manejar la información.
Destrezas sociales
Capacidad de colaborar con los otros y mostrar comportamientos orientados a integrar y fortalecer a un grupo determinado.
Competencia participativa: saber participar, ser capaz de organizar y decidir.
Destrezas de acción
Competencias de acción: resultado de la integración de las competencias anteriormente señaladas, que construyen prácticas específicas y manejan los cambios.

El desempeño
Un cambio importante de tomar en cuenta es cómo medir la construcción de competencias en el alumno, puesto que no es posible medirlas con una evaluación o con un examen, como estamos acostumbrados a hacerlo, la única forma de lograrlo es mediante el desempeño .

Para hablar de desempeño, es preferible utilizar, en vez del vocablo tradicional "Alcanzar un objetivo", el término " Resultados " porque define con mayor claridad las metas del aprendizaje y las prácticas básicas y avanzadas de las materias de aprendizaje. El término objetivo implica intención y el término competencia implica resultado .

Resultados " son los frutos que se obtienen, el final del producto, el foco de todas las actividades relacionadas, requieren que las competencias se hayan construido y las habilidad desarrollado. Implican, además, que el estudiante se haya comprometido y transformado en competente, que descubra las habilidades que utiliza y obtenga una visión valoral hacia su práctica.

El desempeño en la educación está establecido por una manifestación externa que evidencia: el nivel de aprendizaje del conocimiento y el desarrollo de las habilidades y de los valores del alumno.
El producto o desempeño debe presentarse de acuerdo con los términos o criterios de las exigencias de calidad que previamente se habrán acordado o establecido para la presentación o desempeño de este resultado.

El desempeño se describe como un resultado de lo que el alumno está capacitado a hacer o producir al finalizar una etapa. No se evalúa al alumno, sino el resultado o el producto final que él ha construido.

En un programa basado en competencias los objetivos se convierten en resultados y responden a dos preguntas: ¿qué hacer en la vida laboral y cotidiana con los conocimientos adquiridos en este curso? ¿Cómo se pueden utilizar los conocimientos adquiridos en este curso para confrontar situaciones reales?
Función del profesor
El profesor deberá:
•  Organizar el aprendizaje como una construcción de competencias por los alumnos.
•  La materia y actividades deberán ser interdisciplinares.
•  Diseñar el desarrollo de los temas con base en actividades realizadas por los alumnos.
•  Concebir el currículo como un proyecto de actividades a través de las cuales las competencias y las habilidades pueden ser construidas por los alumnos.
•  Diseñar proyectos de trabajo para una investigación dirigida.
•  Estrategias para una enseñanza y un aprendizaje como investigación.
•  Diseñar actividades dirigidas a recurrir a modelizaciones, simulación de experimentos, etc.

Dirigir las actividades de los alumnos
•  Facilitar oportunamente la información necesaria para que los alumnos contrasten la validez de su trabajo, abriéndoles nuevas perspectivas.
•  Contribuir a establecer formas de organización que favorezcan las interacciones entre diferentes materias, el aula, la institución, el medio exterior y diferentes países.
•  Saber actuar como experto, capaz de dirigir el trabajo en equipo de “investigadores principiantes”.
Evaluar
•  Concebir y utilizar la evaluación como un instrumento de aprendizaje.
•  Ampliar el concepto y la práctica de la evaluación al conjunto de saberes, destrezas, actitudes y valores.
•  Diseñar e introducir nuevas formas de evaluación, basadas en el resultado y desempeño.
Utilizar la investigación e innovación
•  Asociar sólidamente docencia e investigación.
•  Trabajar con alumnos pares de diferentes países.
•  La investigación como una de las actividades más efectivas que mejoran la enseñanza y la toma de decisiones de profesores y alumnos.
Pensamiento crítico
Las áreas que conforman el pensamiento crítico son las habilidades de: razonamiento, la educación centrada en la solución de problemas y la toma de decisiones.
En las décadas de 1980 y 1990 la investigación educativa propuso como campo de estudio el pensamiento crítico en el que confluyeron el empeño por definir las habilidades y estrategias cognitivas y la tradición filosófica del razonamiento (lógica formal e informal) que desarrolló los problemas inmersos en la argumentación. La psicología cognitiva aportó como metáfora el concepto de solución de problemas, entendido como un marco que integra toda actividad de pensar.
Para definir o comprender una situación o problema (cotidiano, conceptual, de investigación, etc.) requiere de la capacidad de conceptualización; buscar formas de resolver un problema, en muchas ocasiones, exige procedimientos de indagación, de formulación y comprobación de hipótesis. Las diferentes estrategias de solución de problemas descansan en procedimientos de inferencia o juicio, como la búsqueda de regularidades, el principio de no contradicción o la estrategia general de análisis medio-fin, etc.
La toma de decisiones implica las habilidades de valoración para elegir entre diversas alternativas y las consecuencias que se derivan de cada una de ellas.

Resolución de problemas

Es una metáfora del proceso de aprendizaje. Para solucionar un problema, primero se define y analiza para comprenderlo; segundo, se buscan formas de modificar la situación (estrategias de solución); después, se elige la solución que se considera mejor; a continuación, se aplica y finalmente, se valoran los resultados obtenidos. En estos pasos se incluyen todas las habilidades de razonamiento.

Para definir y comprender una situación o resolver un problema se necesitan todas las habilidades implícitas en las capacidades de conceptualizar, de reflexionar y de hacer juicios. Estas habilidades son especialmente importantes. En ocasiones, son también necesarias las habilidades de indagar (investigar) y formular y comprobar hipótesis. La toma de decisiones para resolver un problema implica elegir con eficacia entre diferentes opciones o alternativas para tomar una.


Aprendizaje significativo
Es el conocimiento que integra el alumno a si mismo y se ubica en la memoria permanente, éste aprendizaje puede ser información, conductas, actitudes o habilidades. La psicología perceptual considera que una persona aprende mejor aquello que percibe como estrechamente relacionado con su supervivencia o desarrollo, mientras que no aprende bien (o es un aprendizaje que se ubica en la memoria a corto plazo) aquello que considera ajeno o sin importancia.
Tres factores influyen para la integración de lo que se aprende:
  • Los contenidos, conductas, habilidades y actitudes por aprender;
  • Las necesidades actuales y los problemas que enfrenta el alumno y que vive como importantes para él;
  • El medio en el que se da el aprendizaje.
Los modelos educativos centrados en el alumno proponen que el profesor debe propiciar el encuentro entre los problemas y preguntas significativas para los alumnos y los contenidos de las UEA, favorecer que el alumno aprenda a interrogar e interrogarse y el proceso educativo se desarrolle en un medio favorecedor (en un lugar adecuado, con material didáctico y métodos de enseñanza participativos, relaciones interpersonales basadas en el respeto, la tolerancia y la confianza). Asimismo propone que la educación debe tener en cuenta que el aprendizaje involucra aspectos cognoscitivos y afectivos.

Del aprendizaje significativo, que surge al descubrir el para qué del conocimiento adquirido (insight), emerge la motivación intrínseca, es decir, el compromiso del alumno con su proceso de aprendizaje. En cambio, en la educación centrada en el profesor, la motivación del alumno suele ser extrínseca basada en la coerción y en las calificaciones.

Es común que los programas sean poco efectivos, no porque el alumno sea incapaz, sino porque no logra hacerlos parte de sí mismo y por lo tanto no es capaz de aplicar los conocimientos adquiridos a su trabajo.

Pese a que las propuestas de H. Bloom han sido objeto de nutridos debates, continúan siendo un referente básico. La siguiente tabla muestra los niveles de conocimiento –cognoscitivos y afectivos- que deben propiciarse en toda asignatura.


Procesos pedagógicos en la sesión de aprendizaje



Los procesos pedagógicos son una secuencia de actividades que desarrolla el docente de manera intencional con el fin de influenciar eficazmente en el aprendizaje significativo del estudiante.
Estos procesos pedagógicos son los siguientes:
  • MOTIVACIÓN: Es proceso permanente  a través del cuál  el docente crea las  condiciones, despierta  el interés de los  estudiantes para su aprendizaje. Se puede motivar  de muchas formas, como por ejemplo: mostrándoles una imagen, haciéndoles escuchar una música, con dinámicas grupales, con un experimento, etc.
  • RECUPERACIÓN DE LOS SABERES PREVIOS: Los saberes previos son los conocimientos que los estudiantes han logrado a través de sus experiencias, tanto en la escuela como en su vida diaria y se activan cuando el estudiante los relaciona con un nuevo conocimiento y trata de darle sentido. De tal manera que al ser vinculados o enlazados con el nuevo conocimiento producen aprendizajes significativos·
Los aprendizajes previos no siempre tienen sustento científico. Muchas veces los estudiantes buscan sus propias explicaciones para comprender un hecho a un fenómeno. Estos conocimientos previos se activan  a través de preguntas relacionadas con la intención pedagógica, de tal forma que el estudiante trae a su mente lo que sabe. Las preguntas realizadas deben ser abiertas para que permita a los estudiantes plantearse hipótesis y además que estén relacionadas con el tema a tratar.
  • CONFLICTO COGNITIVO: Es el desequilibrio de las estructuras mentales, se produce cuando  el docente hace que el estudiante  se enfrente con algo que no puede comprender o explicar con sus propios saberes. Para ello el docente puede partir  planteando a los alumnos  por ejemplo: una situación problemática de su entorno. Este proceso crea en los estudiantes la necesidad de aprender nuevos conocimientos y solucionar problemas. Para lograr esto el docente debe poner en práctica diversas estrategias, situaciones que generen en el estudiante esta necesidad.
Por ejemplo si el tema a tratar es: La célula, podríamos crear conflicto cognitivo, planteándoles las siguientes situaciones problemáticas:¿Por qué la células tienen diversas formas?¿  si nuestra célula origen es una, porque tenemos billones de células?,etc.
  • PROCESAMIENTO DE LA INFORMACIÓN: Es el proceso central del desarrollo del aprendizaje en el que se desarrollan los procesos cognitivos u operaciones mentales; estas se ejecutan mediante tres fases: Entrada, Elaboración y Salida, cada uno de ellos con sus procesos cognitivos respectivos, de acuerdo a la capacidad que  se desea desarrollar en los alumnos.
Para que se produzca este proceso el docente debe presentar la información oficial a través de diferentes medios y formas: exposiciones, textos escritos, gráficos, videos, maquetas, etc. A partir del conocimiento de la nueva información es necesario que los estudiantes reflexionen para contrastar la información científica presentada con sus propias hipótesis. Asimismo, analicen y descubran las aproximaciones y distancias, busquen explicaciones a las afirmaciones que se hacen, descubran lo que les faltaba para dar la respuesta correcta y hagan las modificaciones necesarias para tener la nueva información incorporada. Mediante este proceso los estudiantes construyen sus conceptos sistematizando sus saberes previos y los aportes de la nueva información recibida. Formulan sus propias definiciones y construyen un nuevo esquema u organizador visual que sintetice lo que han prendido y su vinculación con otros elementos que no fueron objeto de estudio.
  • APLICACIÓN DE LO APRENDIDO.-es la ejecución de la capacidad en situaciones nuevas para el estudiante. Por ejemplo  en el tema de la célula, los estudiantes aplicaran lo que han aprendido cuando comprendan que  cada una de sus células tiene que nutrirse y que necesitan por lo tanto que uno les provea de los nutrientes  a través de una adecuada alimentación.
  • REFLEXIÓN: es el proceso mediante el cual el estudiante reconoce sobre lo aprendido, los pasos que realizó, las dificultades que encontró  y cómo puede mejorar su aprendizaje. Para ello el docente plantea preguntas  como por ejemplo. ¿Cómo lograste aprender?¿Qué dificultades tuviste y cómo lo superaste?,etc.
  •  EVALUACIÓN: es el proceso que permite reconocer los aciertos y errores para mejorar el aprendizaje y es un proceso permanente y continuo. Esto se realiza a través de los indicadores preestablecidos  de acuerdo a la capacidad seleccionada.